Calendario Académico del Programa Integrado de Postgrado en Seguridad Social de la UCV.

Pueden revisar, los horarios de clases para la Especialización, Maestría y Doctorado del Programa Integrado de Postgrado en Seguridad Social de la Universidad Central de Venezuela, para el período 2017-1, puedes verlo aquí: PROGRAMACIÓN ACADÉMICA AREA DE POSTGRADO EN SEGURIDAD SOCIAL I-2017 ABSALON COMITE ACADEMICO

Proceso de Inscripción 1-2017. (Posgrados FACES-UCV).

El próximo Lunes 20 de Febrero de 2017, comienza el proceso de inscripción para los Postgrados de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES), de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el mismo culminará el próximo Miércoles 8 de Marzo,  si ésta información es de tu interés, puedes consultar los detalles que brinda la Coordinación Académica de la Comisión de Estudios de Postgrados, en el siguiente link:   distribucion-inscripciones-1-2017

ucv

MUERTE DE UN HERMANO

muerte

                                                                                                                             Absalón Méndez Cegarra

En fecha reciente ha muerto un hermano biológico. La muerte es un riesgo cierto al que está expuesto todo ser vivo. La muerte es un hecho inevitable. Es esperada, aunque no sabemos cuán do, cómo y dónde ocurrirá. La muerte nos sorprende en cualquier momento. Pero, hay, sin duda, factores que la propician: la enfermedad o accidente, la falta de atención médica oportuna y de calidad, de medicinas, de alimentos, el abandono familiar e institucional, y, la decisión voluntaria de ponerle fin a la vida: el suicidio.

Al hermano, es duro decirlo, lo mató el hambre y la desatención. Durante muchos años se desempeñó como empleado al servicio de la U.C.V. Fue  buen trabajador. Cumplidor de sus obligaciones laborales y familiares. Serio y responsable. Honrado y honesto.   En el año 2014 hizo efectivo el derecho a la jubilación. El monto de la pensión de jubilación, la pérdida del poder adquisitivo de la misma y la escasez de alimentos y medicinas, no le permitieron alimentarse bien y atender sus problemas de salud.  Años antes, la delincuencia le había  arrebatado a dos de sus hijos, como ocurre a diario con miles  de familias venezolanas, ante la mirada indiferente y cómplice de las autoridades gubernamentales. El Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal había declarado inhabitable su humilde vivienda por el riesgo de desbarrancarse. No pasó de ese gesto oficial. La  pobreza es un doble o triple castigo. Es una desgracia humana.

Una enfermedad de fácil tratamiento le postró en cama por un tiempo prolongado debido a cuatro factores: atención médica-hospitalaria negligente, ausencia de medicinas y ausencia de agua y  artículos para el aseo personal. La infección no se hizo esperar. Buena parte del dorso de su cuerpo se convirtió en una llaga sumamente dolorosa que fue minando su salud.  Un cáncer prostático, no diagnosticado a tiempo, terminó con sus días terrenales. Gracias a una amiga médica, en sus momentos terminales, recibió buena atención hospitalaria, luego de ser referido por otra institución de salud, la cual no contaba con los requerimientos mínimos para brindarle atención médica. Pero, no es de este hecho del que queremos quejarnos,  pues, sucede a diario en el país, es  común, sobre todo en  las personas privadas de recursos  económicos  y de algún tipo de influencia.

 Este artículo lo motiva otra cuestión, que va más allá de lo estrictamente personal, lo cual puede no importar a nadie. Nos referimos, concretamente, al incumplimiento de obligaciones laborales por parte del patrono universitario, a la indolencia de las autoridades universitarias y a la total y absoluta pasividad e indiferencia de los sindicatos y gremios para defender los derechos de los trabajadores, mil veces denunciado por nuestra parte.

Hemos señalado que el hermano muerto terminó su relación laboral por jubilación con la U.C. V, única y verdadera patrona, en el año 2014. La Ley laboral  obliga al patrono a pagar las prestaciones sociales a las que tiene derecho el trabajador dentro de los cinco (5) primeros días de terminada dicha relación laboral; pues, bien,  para el mes de diciembre del año 2016, la administración universitaria no se había dignado ni siquiera  a enviar su historia laboral a la OPSU, para que este organismo, sin personalidad jurídica y sin obligaciones patronales, diera  inicio a los trámites para el pago de las prestaciones sociales. El hermano muerto es otra víctima de la indiferencia patronal y gremial. Se marcha de este mundo sin cobrar sus prestaciones sociales, es decir, sin recibir la compensación correspondiente por haberle servido al Estado, la Universidad y la sociedad durante un buen trayecto de su vida activa. Sobre la conciencia de las autoridades universitarias, si es que la tienen,  gravitará este hecho de incumplimiento laboral, lo que no ocurre con las autoridades rectorales, que se anticipan sus prestaciones sociales, para lo cual si hay presupuesto, antes de terminar la relación laboral, discrecionalidad que no alcanza al común de los trabajadores universitarios.

Voy a hacer una confesión del hermano muerto. En el momento que nos comunicó su decisión de jubilarse, le recomendamos que no lo hiciera, por carecer  de sentido en un hombre como  él. La respuesta fue contundente. Me voy porque no quiero hacerme cómplice,  encubridor de los hurtos y robos que ocurren en la dependencia que vigilo y custodio. Conozco a los autores de estas tropelías, ellos actúan impunemente. Tienen llaves de acceso. Son de la casa. Esto explica el por qué la UCV está en manos del hampa interna y externa.